24 de abril de 2016

TARTA DE PRALINÉ Y CARAMELO SALADO / SALTED CARAMEL AND PRALINE LAYER CAKE

Hola Cuchariter@:

Hace casi un mes que preparé la receta de hoy pero, por unas cosas u otras, esta tarta se ha quedado en la recámara esperando ver la luz. La preparé para celebrar el día del padre, que aquí en España fue el 19 de marzo, y el cumpleaños de mi padre, que fue al día siguiente. Así que como era una celebración doble, un 2x1, la tarta para celebrarlo tenía que ser espectacular en cuanto a la elaboración y en cuanto al sabor. 

Queríamos una tarta jugosa, con muchos matices de sabor y texturas diferentes, que solo con mirarla nuestras papilas gustativas empezaran a salivar. Una tarta tan deliciosa que con solo probarla se nos pusiera el vello de punta. Y el resultado fue esta TARTA DE PRALINÉ Y CARAMELO SALADO que te presentamos esta semana... ¡Y que no defraudó en absoluto!





Si quieres aprender la receta y cómo combinar esta explosión de sabores, sigue leyendo y guárdala entre tus favoritas. ¡Te seguro que a ti tampoco te va a defraudar!

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO (3 moldes de 18 cm):



ELABORACIÓN:

1. En primer lugar, pon el horno a precalentar a 180ºC y engrasa tus moldes con spray desmoldante o con mantequilla y harina. Esto te ayudará a desmoldarlos mejor y que no se te rompan los bizcochos.

2. Mezcla el aceite de oliva suave o de girasol con el azúcar.



3. Añade los huevos y bátelos de uno en uno. Poco a poco la masa irá adquiriendo consistencia y esponjosidad.



4. Incorpora ahora una cucharadita de pasta de vainilla, extracto o esencia.



5. Tamiza la harina con la levadura o polvos de hornear y la sal sobre la mezcla. A partir de este paso, no batas la masa en exceso para que el bizcocho quede esponjoso.



6. Reparte la masa en los tres moldes usando una cuchara de helado o pesando la masa, si lo prefieres. 



7. Hornéalos durante 30 minutos a 180ºC con calor por arriba y por abajo, sin ventilador. Una vez que estén listos, déjalos entibiar un poco y desmóldalos. Ponlos sobre una rejilla para que se terminen de enfriar. 



CONSEJO: los bizcochos se trabajan mejor si los haces un día antes de montar la tarta. Si tienes tiempo suficiente y lo haces así, cuando estén fríos envuélvelos en papel film y déjalos reposar en la nevera hasta el día siguiente.

BUTTERCREAM DE PRALINÉ:

INGREDIENTES:



ELABORACIÓN:

1. En primer lugar, para preparar esta crema necesitarás el praliné de avellanas. Como ya publicamos la receta en el blog, te dejo aquí el enlace Cómo hacer praliné de avellanas para que lo consultes. Sigue los pasos tal cual, al pie de la letra. También puedes consultar la receta en el apartado Tutoriales del blog.

2. Una vez que tengas el praliné, comienza a preparar la crema: bate la mantequilla a temperatura ambiente (debe de estar bien blandita) unos 5 minutos a velocidad alta hasta que quede cremosa y aireada. Notarás que está lista cuando tenga un color muy pálido en lugar del color amarillento del principio. En este punto, tamiza el azúcar glasé por encima y sigue batiendo otros cinco minutos hasta que tenga la consistencia de un helado. Por último, ve añadiendo el praliné a cucharadas hasta que tengas la textura deseada.



3. La mezcla deberá de quedarte parecida a ésta:



CARAMELO SALADO:

Tanto los ingredientes como la receta se encuentran en el apartado de Tutoriales, aunque aquí te dejamos el enlace de Cómo hacer caramelo salado, que ya publicamos anteriormente en el blog.

Sigue los pasos el pie de la letra y te saldrá un caramelo salado con un sabor espectacular.

MONTAJE Y DECORACIÓN DE LA TARTA:

1. Iguala los tres bizcochos con una lira y después córtalos usando un molde redondo más pequeño, de unos 12 cm. En este caso, hemos utilizado la tapadera de una tarrina de dvd's (bien limpia y sin las solapas de cierre).



2. Pon el bizcocho en una base para tartas sobre una mesa giratoria. Pinta el bizcocho con un poco de almíbar de vainilla. A continuación, rellena una manga pastelera con una parte de la crema de praliné y utiliza la boquilla que prefieras, porque el dibujo no se va a ver. La nuestra es una boquilla de estrella abierta pequeña. Rellena todo el bizcocho desde el centro hacia los bordes en forma de espiral.



TRUCO: para preparar un almíbar rápidamente, pon a calentar 75 ml de agua con 75 g de azúcar blanco en el microondas hasta que empiece a hervir. Una vez fuera, añade 1/4 de cucharadita de pasta de vainilla y mézclala bien.

3. Pon el siguiente bizcocho encima y ejerce un poco de presión para que se asiente bien. Ten especial cuidado para que quede bien centrado. Así evitarás que la tarta se quede como la Torre de Pisa.



4. Pinta nuevamente el bizcocho con el almíbar...



5. ...y rellénalo de crema de praliné.



6. Como colofón, cubre con el último de los tres bizcochos dejando la parte más lisa hacia arriba y píntalo también con almíbar.



7. Con la crema de praliné restante, cubre todo el contorno y la superficie de la tarta con una fina capa "sujeta migas". Con ella las migas del bizcocho quedarán bien selladas y no se estropeará la decoración final. Una vez cubierta, déjala en la nevera una media hora hasta que endurezca.



8. Por último, cubre nuevamente la tarta con una capa un poco más gruesa de crema y déjala lo más lisa posible, sobre todo por la parte superior. Usando una espátula pequeña, haz pequeños surcos por todo el lateral desde la parte de abajo hacia arriba para dejar un acabado como éste:



9. Justo en el momento de servir, porque el caramelo salado se desparrama por todas partes, añade unas cucharadas de caramelo salado por encima de la tarta y repártelo para que caiga por los laterales. El caramelo que sobre lo puedes usar para acompañar cada ración de tarta.



10. Para terminar, añade en el centro de la tarta unos trocitos de barritas de chocolate (tipo Twix) y unas avellanas para crear contraste de colores, texturas y sabores.



Y aquí te presentamos el resultado final de esta tarta. Sólo con verla ya se intuye lo rica y sabrosa que está:













No te hemos podido enseñar el corte de la tarta porque formaba parte del regalo y la sorpresa del cumpleaños de mi padre y no queríamos dársela con un trocito de menos. Aún así quedó riquísima, esponjosa y con una mezcla de sabores que combinaban a la perfección. Como puedes ver también, con un topper adecuado encima de la tarta la puedes personalizar para cualquier celebración.

Esperamos que te guste y que intentes hacerla en casa.

Y como todas las semanas, te invitamos a unirte a las redes sociales de La Cucharita: puedes visitar nuestra Fan Page de Facebook para regalarnos tu "me gusta", Instagram, Twitter o suscribirte al blog dejándonos tu email en la parte derecha de la pantalla.

Te esperamos la semana que viene con más recetas. ¡No faltes!

Un abrazo enorme y mil gracias por estar ahí siempre.

Jon

3 comentarios:

  1. Supongo que la tarta sería un visto y no visto pues tiene una pinta maravillosa,esos trucos vienen de maravilla ,muchas gracias guapa
    Feliz semana y besitos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! No duró ni media hora. Un beso enorme!

      Eliminar
  2. Ohhhhhhhhhhhhhhhhh es impresionante!!! Debe estar de muerte!! Me encanta!!! Felicidades, quedo perfecta!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...