31 de julio de 2016

MINI PIES DE FRUTOS ROJOS Y CEREZAS / RED BERRY AND CHERRY SMALL PIES

Hola Cuchariter@:

Hoy se termina julio y eso significa, además de que hará más calor todavía, que llega agosto y, con él, las merecidas vacaciones de todos los años. Este curso escolar hemos publicado, salvo algún domingo por algún motivo en concreto, una receta todas las semanas y ya vamos necesitando un poco de respiro, recargar energías, pensar en nuevas recetas que te sorprendan y te animes a hacer... En definitiva, que en agosto el blog va a estar ¡CERRADO POR VACACIONES! Eso sí, no publicaremos recetas nuevas, pero os iremos recordando, allá donde estemos, las recetas más vistas del año o las que no necesitan horno para que te animes a hacerlas en agosto.

Esta semana, para despedirnos a lo grande y como unos auténticos valientes, hemos preparado un postre con horno... ¡con dos cojo...! Y es que tenía muchas ganas de hacer esta receta y probar diferentes decoraciones para presentarlas y que queden irresistibles. No te pierdas estas MINI PIES DE FRUTOS ROJOS Y CEREZAS. Son un pequeño bocado celestial que te dejará con la boca abierta.





Es tan sencilla que no tienes ni que preparar la masa. La puedes comprar directamente en el supermercado, así que es súper sencilla y muy rápida de hacer. Y si estás pasando mucho calor siempre puedes posponer esta receta para hacerla en cuanto se pase agosto.

INGREDIENTES (para 5 tartaletas):



ELABORACIÓN:

1. En primer lugar, prepara la crema de chocolate blanco y mascarpone para el relleno. Mezcla el queso con el azúcar glasé.



2. Remueve con unas varillas hasta que el azúcar y el queso formen una crema sin grumos y con una textura homogénea.



3. Añade el chocolate blanco fundido y mézclalo.



4. Como en casi todos nuestros postres, no puede faltar una cucharadita de vainilla en pasta, aroma o esencia.



5. Mezcla todos los ingredientes y deja reposar la crema a temperatura ambiente hasta que la usemos para rellenar la tartaleta. Si la dejas en la nevera endurecerá.



6. Por otro lado, extiende la lámina de masa quebrada sobre una superficie plana, como puede ser la encimera de tu cocina. Tomando la forma de la tartaleta, corta una porción de masa quebrada por cada tartaleta o molde que vayas a usar.



7. Engrasa el molde y fórralo con la masa acomodándola bien y estirándola un poquito para que cubra la tartaleta por completo.



8. Rellena el interior con un poco de crema de mascarpone y, de forma opcional, puedes poner también una cucharadita de mermelada de cerezas en la base.



9. Reparte los frutos rojos que hayas elegido  en el centro de la tartaleta. En nuestro caso se trata de cerezas, frambuesas, arándanos frescos y arándanos deshidratados.



10. Una de las tartaletas la vamos a dejar como la anterior; es decir, sin ninguna decoración por encima. Pero el resto las vamos a decorar con los recortes de masa que nos han sobrado. Tomando tres tiras finas largas de masa, que se pueden cortar con un cuchillo, haz una trenza y colócala bordeando todo el molde.




11. Corta flores, hojas y alguna mariposa con un cortador y decora tu tartaleta.






12. Haz tiras gruesas y ponlas intercaladas encima de la tartaleta para hacer una especie de enrejado. Corta el sobrante y haz presión en los extremos para que las tiras queden bien pegadas a la masa de la base.



13. También puedes hacer una decoración similar a la anterior pero haciendo un enrejado usando tiras de diferentes grosores. Así han quedado las nuestras. ¿Qué tal las tuyas?



14. Pinta con huevo la masa para que quede dorada y crujiente en el horno.



15. Con el horno precalentado a 180ºC, hornea los mini pies durante 20 minutos o hasta que veas que están doraditos por la superficie. Durante el horneado puede que la crema rebose un poco y se salga del molde pero, una vez que se enfría, recupera su estado original.



Y el resultado son estas mini tartitas de frutos rojos tan deliciosas y crujientes. Para presentarlas les puedes poner un poco de azúcar glasé por encima justo en el momento de servirlas y unas hojitas de menta para darle aroma y color.











Estas tartitas son lo mas: crujientes, con el toque salado de la masa quebrada, el ácido de las frutas y el dulce de la crema de mascarpone. Son el bocado perfecto para una merienda o para tomar con el té de la tarde o el café después de la comida. Y lo mejor es que se hacen muy rápido y no tienes que amasar. ¡Yo si fuera tú las haría ya mismo!

Como todas las semanas, te invitamos a visitar las diferentes redes sociales: en Facebook ya superamos los 8.200 fans y estamos súper contentos, pero queremos seguir creciendo y aumentar la familia. Si todavía no le has dado al "me gusta", aquí te dejo el enlace para que lo hagas. Y si te encantan las fotos, no te pierdas la página de Pinterest y de Instagram donde subimos todas las fotos de la presentación final, que te pueden dar ideas para mostrarle al mundo tus creaciones con presentaciones muy bonitas. 

Y con una parte de alegría por las vacaciones y otra parte de tristeza porque estaremos un mes sin publicar recetas, te damos las gracias por acompañarnos otro curso más, por seguirnos, comentar, compartir y hacer todas las recetas. Sin ti nada de esto sería posible, así que ¡UN MILLÓN DE GRACIAS!

Volvemos en septiembre con nuevas recetas, aunque te iremos recordando durante todo el mes muchos postres para que puedas cocinar este verano. ¡No te olvides de nosotros!

Feliz verano y felices vacaciones. Esperamos que las pases en familia aprovechando cada segundo al máximo.

Un abrazo.

Jon

1 comentario:

  1. Muy buena receta, se ve delicioso. Estuve letendo sobre los usos del Kitchen aid y tal vez la use, gracias

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...